lunes, 7 de enero de 2013

El niño labrador

por Andrés Bohoslavsky

Su corta edad
no le impide darse cuenta
que ese hombre
se lleva el esfuerzo de su madre
de su padre
y de su hermana.
Las manzanas
enriquecen a unos pocos.
Señor
¿para esto inventaste los árboles?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada